La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) multó a Morena con 224 mil 50 pesos tras un análisis de los promocionales en radio y televisión y confirmar que, con una actitud protagonista, engañó a la ciudadanía al asegurar que había cedido sus tiempos para difundir información relacionada con el covid-19.

El TEPJF afirmó que, con esa acción, Morena incurrió en un posible clientelismo electoral y coacción del voto, ya que con los spots de radio y televisión “Campaña covid”, con los cuales informaba sobre la pandemia y acciones de prevención del covid-19, concluía con la frase “tiempo cedido por Morena para el cuidado de la salud”.

Desde el año pasado, el Instituto Nacional Electoral (INE) desmintió esta campaña de Morena, pues nunca cedió dichos tiempos.

La magistrada Gabriela Villafuerte explicó que los mensajes que se difunden en estos espacios donados deben ser de carácter estrictamente informativo, pero que en el caso que se analizaba, Morena no cumplió el proceso y colocó todo el tiempo en la parte superior el logo del partido.

“Y además, pone de manera protagonista en el spot la frase ‘tiempo cedido por Morena para el cuidado de la salud’, solo esta parte actualiza el uso indebido de la pauta. Esto es tierra fértil para el clientelismo electoral, es una práctica común que el partido político haga uso de sus prerrogativas para que afirme algo que no es cierto y a partir de eso pueda persuadir o convencer a la ciudadanía de que está de manera benevolente –cuando no fue así– cediendo sus tiempos.

“Me parece que esto es un riesgo de clientelismo electoral y se puede llevar a una acción de coacción del voto en medio de una pandemia y la parte emocional de la ciudadanía, que en este momento de pandemia es algo que tenemos que atender y cuidar, y los partidos deben tener extremo cuidado al mandar este tipo de mensajes para que la ciudadanía tenga información veraz de su proceder. El partido fue protagonista al asegurar una cesión de tiempos que nunca fue así y provocando posible clientelismo electoral y coacción del voto”, expuso la magistrada.

La sentencia del TEPJF descartó actos anticipados de campaña, pero acreditó el uso indebido de la pauta, no sólo por incurrir en dichos falsos sino porque en periodo de precampaña sus mensajes debían basarse en la contienda interna del partido para seleccionar sus candidaturas.

La multa que se impuso a Morena fue de 224 mil 50 pesos, aunque la magistrada Gabriela Villafuerte solicitaba que la multa fuera del doble al insistir en que esta acción podría recaer en la coacción del voto.