El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a un grupo de empresas vinculadas a políticos que acaparaban el abasto de medicamentos en el país de incurrir en actos de sabotaje para afectar al gobierno federal.

“Pasamos momentos difíciles porque los monopolios de los medicamentos vinculados a políticos llevaron a cabo acciones de sabotaje y una campaña en medios en contra de las decisiones que tomamos”, expresó el mandatario.

En la conferencia matutina, el titular del Ejecutivo federal explicó que había 10 empresas que acaparaban la venta de medicamentos al gobierno federal y tres de ellas, facturaban compras por un monto de 80 mil millones de pesos.

“Eran distribuidoras, ni siquiera farmacéuticas, empresas muy vinculadas a políticos que se dedicaban a vender medicina muy cara y no se podía comprar medicamentos en el extranjero porque había decretos y leyes que lo impedían”, señaló el mandatario.

Luego, dijo que modificaron los lineamientos que beneficiaban al monopolio de medicamentos en el país y ahora se adquieren medicinas directamente con empresas farmacéuticas, a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para evitar los altos costos y actos de corrupción.

“Modificamos esos reglamentos y ahora compramos en el mundo a buen precio y no hay corrupción. Se estableció un convenio con la ONU para que mediara con las empresas. Era la única manera de garantizar el abasto de medicamentos en el país”, indicó.

El presidente López Obrador aseguró que el monopolio que controlaba el abasto de medicinas era “muy poderoso” y “con muchas influencias” porque estaba conformado por políticos que” de repente se dedicaron a vender medicamentos”, refirió.

“No voy a mencionarlos, pero sí se puede llegar a conocer los nombres de los políticos involucrados en el acaparamiento de medicamentos en México”, señaló.

Recordó el caso de las protestas de padres por la falta de medicinas para niños que padecen cáncer y aseguró que este hecho fue un acto de sabotaje de las empresas vinculadas a políticos.

“Lo que querían eran los contratos como se entregaban antes y resistimos”, aseguró el presidente López Obrador.