El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que las obras que se realizan en el Istmo quedarán a cargo de la Secretaría de Marina, ya que son “un asunto de soberanía del Estado mexicano”.

Durante una supervisión a las obras que se realizan en el puerto de Salina Cruz, el mandatario aseguró que las obras no se concesionarán, “menos a privados”.

“No se va a concesiones. Es un asunto de soberanía del Estado mexicano. Lo va a cuidar la Secretaría de Marina”, dijo en un video difundido en sus redes sociales.

El mandatario destacó la relevancia de la obra, al asegurar que permitirá conectar a los países asiáticos con el este de Estados Unidos.

“Nosotros tenemos este corredor, 300 metros, para unir al Pacífico con el Atlántico, los países de Asia con la costa Este de Estados Unidos”, añadió.

Destacó la construcción de un rompeolas en Salina Cruz, la rehabilitación de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, las vías del ferrocarril, y la construcción de 10 parques industriales.