Tras la polémica que se ha desatado por la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) contra el candidato priista a la gubernatura de Nuevo Léon, Adrián de la Garza -por prometer una tarjeta con diversos beneficios- se ha dado a conocer que la práctica es común en todos los partidos y, además, es legal.

A través del noticiero de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, se dio a conocer una serie de candidatas y candidatos que ofrecen las tarjetas como parte de la propaganda política en las campañas electorales.

Víctor Romo, candidato de Morena a la alcaldía Niguel Hidalgo, Ciudad de México con la “Tarjeta violeta”.

Clara Luz Flores, candidata de Morena a gobernadora de Nuevo León, con “Tarjeta Nuevo León”.

Ricardo Gallardo, candidato del Partido Verde (PVEM) y del Trabajo (PT) a gobernador de San Luis Potosí, con la “Tarjeta Cumplidora”.

Francisco Pelayo, candidato por la alianza PAN-PRI a la gubernatura de Baja California Sur, con la “Tarjeta Unidos Conmigo”

Jorge Carlos Ramírez Marín, candidato por la alianza PRI-PRD para la alcaldía Mérida, en Yucatán, con la “Tarjeta Mérida”

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en 2017, revocó una reforma que implementó el INE al reglamento de la Comisión de Fiscalización que prohibía la entrega de tarjetas para ofrecer beneficios durante las precampañas.

Lo anterior surgió a raíz de la elección en el Estado de México, por la entrega de la tarjeta “ Salario Rosa” por parte del ahora gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo.

“Es legal que como propaganda electoral un candidato plasme sus propuestas, incluso las de apoyos económicos, en tarjetas plásticas o de cualquier otro material ya que puede tratarse de acciones futuras de gobierno”, es decir, “mientras no se condicione el voto, se considera promesa de campaña”.

Además, de acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su artículo 242 párrafo 3, define que la propaganda electoral es un conjunto de escritos, publicaciones y expresiones que, durante la campaña comicial, producen y difunden los partidos políticos con el propósito de presentar y promover ante la ciudadanía las candidaturas registradas.

No obstante, ley restringe la entrega de cualquier tipo de material en el que se oferte o entregue algún beneficio en especie o efectivo, a través de cualquier sistema que implique la entrega de un bien o servicio, refiere el artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.