El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), negó que su informe por los “Primeros 100 días del Tercer año de Gobierno” haya sido propaganda gubernamental, como lo señaló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Claro que no (es propaganda). Propaganda es decir, voten por este partido, por este candidato; actuar con hipocresía o de manera encubierta, como cuando nos robaron la Presidencia”, declaró en su conferencia mañanera de este jueves, 27 de mayo, al ser cuestionado al respecto.

De acuerdo con el TEPJF “el evento por 100 días del tercer año de AMLO sí fue propaganda gubernamental“, al tener el objetivo de “persuadir a la sociedad de que el estilo de su gestión gubernamental resultaba loable, en una fecha en que ya había iniciado el proceso electoral en todo el país y se desarrollaban campañas en seis estados”.

Tras dicha determinación, el Tribunal regresó el caso a la Sala Regional Especializada para que emita una nueva sentencia, deslinde responsabilidades y establezca las consecuencias jurídicas que sean necesarias, incluyendo, en su caso, las medidas de no repetición.

En este sentido, López Obrador aseguró que acatará la sanción que se le imponga; sin embargo, reiteró que “existe el derecho a la información, el derecho del pueblo a que la autoridad le informe”.

Agregó que, “si informar es violar la Constitución”, entonces, dónde queda su derecho a la libertad de expresión.

“Si yo estuviese llamando a votar o apoyando candidatos o utilizando los recursos con eso propósitos […] Yo creo que viola la Constitución el que actúa de manera antidemocrática”, subrayó.

Cabe mencionar que fue el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue el que impugnó la realización del mencionado informe presidencial, pues considera que viola la veda electoral.