En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer que en los últimos 10 años, la inclusión de la comunidad LGBT+ ha crecido 19%, al pasar de 34% en 2009 a 53% en 2019.

El promedio de la inclusión de los países de la OCDE tuvo su mayor aceleración en la última década medida, pero de 1979 hasta 2019, creció 44% más, al registrarse en ese entonces una tasa del 9% de aceptación sobre estas comunidades.

La comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT) ha logrado considerables avances en derechos civiles, políticos, económicos y sociales en un gran número de países, como el matrimonio igualitario, la adopción, entre otros, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas.

Los componentes medidos por la OCDE sirven para calcular el nivel promedio de inclusión legal LGBT+. El estudio incorpora los avances en: protección contra la discriminación, protección de las libertades civiles, protección contra la violencia, protección de los solicitantes de asilo, y la comisión de derechos humanos.

Además, los porcentajes de la igualdad de trato de los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo y de diferentes sexos, la prohibición de la terapia de conversión, el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, la igualdad de derechos de adopción para parejas de diferentes sexos y del mismo sexo, igualdad de acceso a la tecnología de reproducción asistida para parejas de diferentes sexos y del mismo sexo.

En México, las condiciones actuales van encaminadas a una mayor inclusión y respeto por las comunidades LGBT+, tan sólo, la OCDE considera que la protección de las libertades civiles se cumplen al 100%.

No obstante, la protección de este colectivo contra la discriminación es aún baja con 33%, ya que aún se encuentra por debajo de la media de la OCDE del 40%, donde hay países, como Canadá, que alcanzan hasta el 78%.