Un día antes de que fuera asesinado a balazos, Abel Murrieta, candidato de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Cajeme, Sonora, grabó un spot, el que es ahora el último, en el que señalaba que no tenía miedo para enfrentar a la delincuencia. “Cajeme va a dejar de tener miedo.

Vamos a recuperar el tiempo perdido. Va en serio contra la inseguridad y la impunidad. Ya basta de que los malandros sean los dueños de nuestras calles. Basta de que las drogas nos roben a nuestros jóvenes y destruyan nuestras familias.

Soy hombre de ley, a mí no me tiembla la mano, yo no tengo miedo, a mí nadie me va a corromper”, dice Murrieta en el spot. Murrieta fue asesinado el jueves pasado mientras realizaba actos de proselitismo en calles de Cajeme, sin embargo, ayer, su equipo de campaña publicó el que ahora es su último spot político y que grabó un día antes del ataque.

En la cuenta de Facebook del candidato, acompañado de un mensaje en el que señalan que Murrieta enfrentó la violencia y señalar que era un hombre dispuesto “a darlo todo para proteger a los inocentes”.

“La determinación de sus palabras muestra el tipo de ser humano que fue, el valor con que enfrentó la violencia y la entereza con que siempre dio la cara por Cajeme. “Hasta el último minuto de su vida, Abel nos demostró que fue un hombre a carta cabal, un hombre dispuesto a darlo todo para proteger a los inocentes, un hombre al que los delincuentes no iban a corromper y por eso lo asesinaron”.