Este jueves fue detenido Kamel Nacif “El rey de la mezclilla” en Líbano, después de ser buscado por las autoridades mexicanas, tras estar presuntamente detrás de la detención de la periodista Lydia Cacho en el año 2005.

A través de su cuenta de Twitter, la comunicadora indicó que se encuentra testificando ante las autoridades libanesas por el arresto de Nacif Borge, figura a la que señaló de estar detrás de la tortura que sufrió, así como otros delitos no menos graves.

“Testificando ante las autoridades libanesas por el arresto de Kamel Nacif Borge. El empresario tratante de niñas que orquestó mi tortura, compró niñas pequeñas para prostituirlas, lava dinero y evadió al fisco en los Estados Unidos. 15 años después #AquíNadieSeRinde”, escribió la autora del libro “Los demonios del Edén”.

La también activista fue detenida en diciembre de 2005 por una decena de policías que, sin contar con orden de captura, la trasladaron de Cancún a Puebla en un vehículo propiedad del empresario de la industria textil José Kamel Nacif.

Nacif era uno de los principales señalados en el libro dedicado a la investigación del suceso titulado “Los demonios del Edén”, en el que la periodista denunció una trama de pornografía y prostitución infantil.

Durante el viaje por carretera, que duró más de 20 horas, Cacho fue torturada física y psicológicamente, además de sufrir tocamientos e insinuaciones sexuales y ser amenazada de muerte. El acusado de presuntamente haber mandado a realizar estas torturas fue el exgobernador de Puebla, Mario Marín.