El gigante del comercio electrónico Amazon anunció este miércoles la compra del estudio de cine Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), dueño de la franquicia de James Bond, por 8,450 mdd, la segunda mayor adquisición de su historia, después de varios días de especulación.

Con esta operación, Amazon fortalecerá su posición en el mercado de streaming, liderado por Netflix y Disney+ y con participantes como HBO Max y Apple TV+.

En un comunicado conjunto, las dos compañías destacaron que Amazon “ayudará a preservar el legado y catálogo de películas” del estudio de Hollywood, que cuenta con un archivo de contenidos con 4,000 títulos que se remontan a los años 20 del siglo pasado.

“El valor financiero real tras este acuerdo es el tesoro escondido de propiedad intelectual en el gran catálogo que planeamos reimaginar y desarrollar junto con el talentoso equipo de MGM”, dijo en la nota Mike Hopkins, el vicepresidente senior de Prime Video y Amazon Studios.

Las empresas consideraron que la trayectoria centenaria de MGM “complementa el trabajo de Amazon Studios, que se ha centrado principalmente en producir programas de televisión” y que dando este paso confirma sus ambiciones para expandirse en el sector del entretenimiento.

La operación, sujeta a la luz verde de los reguladores, coincide con recientes movimientos de concentración en este mercado tras anunciarse la semana pasada la fusión de WarnerMedia -propiedad de AT&T- y Discovery, que creará un nuevo competidor para las líderes del “streaming”.

Kevin Ulrich, el presidente de la junta directiva de MGM, que llevaba varios meses en búsqueda de comprador, destacó en la nota la “increíble transformación” del estudio y agradeció a los trabajadores su esfuerzo para poder alcanzar este “día histórico”.

“Estoy muy orgulloso de que el León de MGM, que ha evocado durante mucho tiempo a la época dorada de Hollywood, continúe su exitosa historia y de que la idea nacida de la creación de los Artistas Unidos perdure como los fundadores pensaron originalmente, dirigida por el talento y su visión”, agregó.

El catálogo de MGM abarca cine, incluyendo la franquicia “James Bond” y clásicos como “Gone with the Wind”, pero también 17,000 series de televisión, con éxitos recientes como “The Handmaid’s Tale”, “Fargo”, “Vikings” y “Shark Tank”, y colectivamente ha ganado 180 premios Oscar y 100 Emmys.

“A través de esta adquisición, Amazon empoderaría a MGM a continuar haciendo lo que mejor saben: contar grandes historias”, señaló el gigante del comercio electrónico, que se anota su segunda mayor transacción tras la compra de los supermercados Whole Foods en 2017, por 13,700 millones.

Amazon también ha hecho grandes apuestas para atraer a los aficionados de los deportes en vivo y ha obtenido lucrativas licencias para transmitir juegos, incluido un acuerdo a largo plazo con la NFL que se estimó en alrededor de 1,000 millones de dólares por año.

Los numerosos servicios de streaming también buscan marcas que puedan ampliar y catálogos de programas y filmes antiguos. Analistas han dicho que esto es una gran motivación para una nueva ronda de consolidación de medios de comunicación después de un breve paréntesis durante la pandemia.

“Amazon busca convertirse en un actor más destacado en el mundo del entretenimiento y no hay mejor manera de hacerlo que comprando uno de los estudios cinematográficos más emblemáticos de Hollywood”, dijo Jesse Cohen, analista senior de Investing.com.

En abril, Amazon reportó su cuarta ganancia trimestral récord consecutiva e informó de más de 200 millones de suscriptores al programa de fidelización Prime.

Tras confirmarse la noticia, las acciones de Amazon apenas notaron cambios en Wall Street en las operaciones antes de la apertura, cotizando con un avance del 0.47%.