A pesar de que siguen cobrando su dieta íntegra de 136 mil pesos mensuales los senadores de la República de todas las fuerzas políticas, han puesto más empeño en las actividades proselitistas que en las legislativas.

Así, a 17 días de que se celebre el proceso electoral más grande de la historia de México en el que se elegirán 500 diputados federales, 15 gobernadores, además de congresos locales, alcaldías y presidencias municipales; algunos senadores han aprovechado el receso del período ordinario para andar en campaña.

El fin de semana, el coordinador de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Miguel Ángel Osorio Chong, estuvo muy activo en sus redes sociales, más que en días de sesión y compartió al menos 11 mensajes de apoyo a los candidatos de su partido en Guerrero. Y en la semana estuvo en Baja California apoyando también a los candidatos de la coalición.

No obstante, de septiembre de 2020 a abril de 2021, el líder de la bancada priista sólo tuvo siete intervenciones ante el Pleno de las cuales tres fueron para presentar iniciativas o posturas y cuatro para despedir a legisladores que solicitaron licencia al cargo.

Quien también ha aprovechado el tiempo de receso a pesar de ser presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, es Ricardo Monreal, que en su calidad de escritor, ha acudido a los estados donde habrá renovación de gubernaturas para presentar su libro “Nulidades y procedimientos sancionadores en materia electoral” y de paso apoyar a los candidatos de su partido en esas entidades, incluido su hermano.

El martes, logró llevar a 22 senadores de Morena y sus aliados del Partido del Trabajo y Verde Ecologista, incluido el presidente del Senado, Eduardo Ramírez, a la presentación de su libro en Zacatecas, donde su hermano David Monreal es candidato de su partido a la gubernatura.

Y de paso le recomendó que, en caso de ganar la gubernatura, aplique la austeridad republicana, empezando por los diputados del Congreso local y también aseguró que David Monreal, es el único capaz, inteligente y talentoso para ser electo gobernador de la entidad y tener interlocución con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La también morenista, Lucía Trasviña, dio cuenta de la presencia de su coordinador parlamentario Ricardo Monreal en Baja California Sur para presentar su libro, evento al que acudieron los candidatos y además había pancartas de su campaña.

Y también ha acompañado a los candidatos de su partido a eventos de campaña bajo el argumento de que están “trabajando porque la transformación llegue a todos los rincones de Baja California Sur”.

El coordinador de los senadores de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado ha estado en diversos estados como Nayarit, apoyando a sus candidatos, incluso acompañó a su candidato a la gubernatura de Nuevo León -también senador con licencia- Samuel García, a una conferencia de prensa, luego de las acusaciones de la Fiscalía General de la República en su contra.

El panista Damián Zepeda también acompañó a los candidatos de su partido a presidentes municipales, diputados federales y locales en Tlaxcala y Puebla. Lo mismo que el senador Antonio Martín del Campo quien, junto con su coordinador, Julen Rementería, han acudido a eventos proselitistas en favor de sus candidatos.

No obstante, hay senadores que prefirieron pedir licencia al cargo y dedicarse de lleno a actividades de campaña como las panistas Minerva Hernández, Mayuli Martínez y Marco Gama, quienes son coordinadores de campaña en sus estados. Y la senadora de Movimiento Ciudadano Verónica Delgadillo que actualmente tiene un cargo al interior del partido ante los procesos electorales.

De acuerdo con las autoridades electorales los legisladores no pueden descuidar sus actividades legislativas para hacer proselitismo; sin embargo, el presidente del Senado, Eduardo Ramírez, señaló que los legisladores si pueden acudir a eventos de campaña, lo que no pueden hacer es llamar al voto, “no se puede llamar al voto; no se puede. Eso, estamos impedidos legalmente”, justificó.