Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha denunciado desde hace una semana la entrega de tarjetas con fines de coacción del voto en Nuevo León por parte de Adrián de la Garza; sin embargo, en 2018, la autoridad electoral federal resolvió un tema similar donde determinó que no es ilegal.

En 2017, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó una reforma que implementó el INE al reglamento de la Comisión de Fiscalización que prohibía la entrega de tarjetas para ofrecer beneficios durante las precampañas, esto a raíz de la elección en el Estado de México y la entrega de la tarjeta “Salario Rosa” por parte de Alfredo del Mazo.

De acuerdo con los criterios establecidos por el TEPJF, es legal que como propaganda electoral un candidato plasme sus propuestas, incluso las de apoyos económicos, en tarjetas plásticas o de cualquier otro material ya que puede tratarse de acciones futuras de gobierno.

“La propaganda en formato tarjeta, de cualquier material, tamaño y contenido, automáticamente no es ilegal o prohibida, es su uso no su forma la que debe mostrar que es una promesa futura de campaña o una manera clientelar para condicionar el voto”, sostuvo.

Adrián de la Garza, candidato del PRI-PRD a la gubernatura de Nuevo León, es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por el reparto de la “Tarjeta Regia” en la que promete apoyos bimestrales a mujeres jefas de familia por mil 500 pesos.

De acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su artículo 242 párrafo 3, define que la propaganda electoral es un conjunto de escritos, publicaciones y expresiones que, durante la campaña comicial, producen y difunden los partidos políticos con el propósito de presentar y promover ante la ciudadanía las candidaturas registradas.