El Gobierno de Ciudad de México (CDMX) rebautizó como Avenida México-Tenochtitlan, antigua ciudad mexica sobre la que se levantó la capital del país, a la Avenida Puente de Alvarado, que honraba al conquistador español Pedro de Alvarado.

“Aviso por el cual se da a conocer el Acuerdo de la Comisión de Nomenclatura de la Ciudad de México, por el que se modifica la nomenclatura de la vía pública, ‘Avenida Puente de Alvarado’ por ‘Avenida México-Tenochtitlan‘”, detalló la gaceta oficial de la urbe publicada el viernes y que entró en vigor este sábado.

En el acuerdo, la comisión justificó que “Pedro de Alvarado no fue una persona que en este nuestro tiempo deba ser objeto de celebración o conmemoración alguna” y lo responsabilizó de “graves crímenes y crueles masacres” contra los indígenas.

El cambio de nombre de esta céntrica avenida de unos 700 metros forma parte de la agenda de conmemoraciones oficiales de 2021 por los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, los 500 años de la conquista de Hernán Cortés y los 200 años de la independencia de México.

Pedro de Alvarado (1485-1541) es considerado uno de los conquistadores más sanguinarios de la conquista española y principal perpetrador de la matanza del Templo Mayor, el 22 de mayo de 1520, mientras Hernán Cortés se encontraba en Veracruz.

Se dice que durante la huida de los españoles previa a la conquista definitiva, Alvarado saltó un canal de Tenochtitlan apoyado en una lanza y por ello la calle se llamaba Puente de Alvarado.

El pasado marzo, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que se rebautizaría la avenida porque “no es posible que haya una calle que se llame Puente de Alvarado”.