8 agosto, 2022

Abuelita fue a la graduación de su nieto y al salir una bala perdida le arrebató la vida

La mañana del martes, una mujer de 80 años fue asesinada en el estacionamiento del Centro de Convenciones de la Universidad Xavier de Nueva Orleans. Una bala perdida la impactó en la cabeza cuando caminaba hacia el automóvil de su familia luego de acompañar a su nieto en su graduación de la preparatoria Morris Jeff.

De acuerdo con NOLA.com, Los hechos ocurrieron el 31 de mayo cerca de las 11:45 horas, cuando Augustine Greenwood se dirigía al vehículo con otros familiares, pues después de la ceremonia planeaban ir a comer para festejar con el chico, llamado Corey Lashley Jr. Sin embargo, en el sitio dos mujeres estaban discutiendo y luego se desató un tiroteo.

La mujer de 80 años, así como otros dos hombres, fueron alcanzados por las balas. De acuerdo con la agencia AP, los dos sujetos sobrevivieron, pero Augustine no corrió con la misma suerte a pesar de que los servicios de emergencia la trasladaron de inmediato a un hospital local, pues ese mismo día en la tarde perdió la vida.

El medio local WWL-Tv entrevistó al sibjefe del Departamento del Policía de Nueva Orleans, Christopher Goodly, quien confirmó la versión del tiroteo tras una pelea entre dos mujeres, las cuales no han sido detenidas pese a que en el sitio encontraron armas accionadas y que ya fueron interrogados varios testigos de los hechos.

La familia de la señora Augustine está devastada. Sus seis hijos y 15 nietos han exigido justicia y que por favor alguien le ponga un alto a la violencia armada en los Estados Unidos. Geraldine Greenwood-Lashley, hija de la víctima y mamá del joven que se acaba de graduar de la preparatoria, expresó en su cuenta personal de Facebook el dolor que estaban sintiendo por el asesinato de su madre, mensaje que acompañó con una foto que se tomaron minutos antes de la tragedia.

“Por favor gente paren la violencia!! Un mensaje para las jóvenes que comenzaron todo esto: ‘Hoy me quitaron el mundo a mí y a mi familia, todo lo que tenían que hacer era alejarse. Era la graduación de mi hijo, mi mamá estaba muy feliz de ver a su nieto más joven graduarse. Han arruinado el mundo de mi hijo y mi familia, todo lo que tenían que hacer era irse'”, condenó.

Corey Lashley Jr. dijo al medio local WDSU que estaba muy feliz por haber visto a su abuela en su graduación de la preparatoria, y que le dolía que lo que debía ser un día de celebración, terminara en tragedia. El joven dijo que seguirá honrando la memoria de Augustine aunque no puede concebir la idea de que no volverá a verla.

“Pensé que sería un día feliz, pero resultó ser uno bastante malo (…) Seguiré siendo fuerte por mi abuela y haré grandes cosas como ella hubiera querido“, expresó el joven.

Con información de El Heraldo de México